domingo, 1 de marzo de 2015

Claves para aumentar el valor de la vivienda

1º Ser cuidadoso y realizar un buen mantenimiento de la vivienda ayuda a que esta no pierda mucho valor. Rentabilizar un inmueble de segunda mano, para vender o alquilar, es más fácil si este tiene una imagen actual y se encuentra en buen estado. Pero, ¿qué hacer para sacarle el máximo partido a la casa?
Primeros pasos.
Lo primero que hay que hacer antes de ponerse a hacer reformas es hacer una lista con las carencias, debilidades y puntos fuertes de la vivienda. De esta forma, será mucho más sencillo ver qué hay que reformar, mejorar y potenciar. 
Saber cuáles son las características de las viviendas más demandadas en la zona (pisos grandes de muchas habitaciones, estudios para solteros…) también ayudará a la hora de revalorizar el precio del inmueble. 
A la hora de plantear cualquier  reforma o renovación, es importante pensar en el efecto que tendrá sobre el valor de tasación de la casa y evitar todas aquellas que no vayan a compensar mucho el gasto. 
 Reformar
 – Añadir o quitar dormitorios: dependiendo de si la vivienda es muy grande o muy pequeña, se puede optar por eliminar habitaciones o añadirlas.
 Lo importante, en este caso, es tener claro que es lo que más se demanda en la zona. 
Añadir o quitar baños: crear un nuevo cuarto de baño es una reforma cara, pero, si se tiene sitio, siempre es una decisión acertada. Si, por el contrario, se tienen varios baños y no son necesarios o son demasiado pequeños, es preferible deshacerse de uno de ellos y darle ese espacio a otra estancia de la casa.
 – Eliminar tabiques o pilares innecesarios: se trata de unas obras que requieren de un arquitecto porque cualquier modificación de un elemento estructural debe calcularse correctamente para que evitar problemas futuros, y de licencias de obra mayor, pero se trata de una reforma que puede ayudar a ganar mucho espacio.
 – Cerramientos: cambiar puertas y ventanas por unas que ofrezcan un mayor aislamiento, térmico y acústico, supone hacer la vivienda más eficiente, aumentando las posibilidades de éxito con la venta o el alquiler..
 – Armarios empotrados: Crear espacios para el almacenaje aprovechando rincones muertos puede ser todo un acierto y un reclamo más a la hora de vender o alquilar la vivienda.
 Renovar 
Cocina: la cocina es uno de los espacios más importantes de la casa por eso es imprescindible que esté en muy buenas condiciones. Esto no tiene por qué significar invertir mucho dinero, pero sí que, a veces, es conveniente renovar elementos como el suelo, los azulejos o los muebles. Una capa de pintura nueva o papeles vinílicos, junto con nuevos tiradores y complementos puede ser suficiente. 
Si, además, se ponen electrodomésticos nuevos, eficientes y del mismo color, puede ser muy fácil convencer al posible comprador.
Baños: tal y como sucede con la cocina, se trata de un espacio fácilmente renovable. Si no es estrictamente necesario, no hace falta cambiar los sanitarios, con limpiarlos y ponerles tapas nuevas será suficiente.
Además, pintar las baldosas, cambiar o pintar el mueble bajo lavabo, sustituir la bañera por una práctica ducha, poner una mampara o renovar las cortinas, cambiar la alcachofa o mando de ducha nuevos, un práctico radiador toallero y sustituir los grifos y el espejo son pequeños cambios que pueden mejorar el baño considerablemente.
Puertas: si las de origen no están muy estropeadas, se puede optar por lacarlas o, simplemente, por limpiarlas y cambiarles el tirador para darles un aire renovado.
Suelos: hoy en día existen infinidad de opciones para renovar el suelo, desde los vinilos imitación madera o gres, hasta el parqué de clic o la cerámica en seco.
Si la vivienda cuenta con suelos de calidad bien conservados, la mejor opción es pulirlos o acuchillarlos, según corresponda.
Decorar
Pintura: de cara a la venta, es importante que las paredes de la vivienda estén libres de desconchones, manchas o humedad.
A la hora de pintar, lo mejor es optar por colores neutros que aporten luminosidad y agranden el espacio. 
Muebles: es importante crear una imagen de amplitud y luminosidad, por eso, hay que vigilar de no abarrotar el espacio de muebles.
Es momento de deshacerse del mobiliario en mal estado o en desuso. Lo mejor es decorar con muebles livianos, combinados con alguna pieza vintage que aporte calidez.
Iluminación: la cantidad de luz que haya en la vivienda puede decidir la venta o el alquiler, por eso es imprescindible una correcta iluminación.
Lo primero es aprovechar al máximo la luz natural que entra por las ventanas y, luego, apostar por la lámpara y bombilla adecuada para cada rincón, según las tareas a realizar en él.
Una forma sencilla de mejorar la iluminación es cambiar las bombillas por otras más luminosas y más ecológicas.
Exteriores: si se dispone de jardín o terraza es imprescindible saber sacarles partido.
En el caso del jardín, tener el césped arreglado y las plantas en perfecto estado bastará, pero si se quiere explotar más, se puede contratar un pequeño proyecto de paisajismo.
En cuanto a la terraza, unos muebles cuidados y unos acabados en buen estado serán suficientes. Extras
Paquetes domóticos: no hace falta gastarse mucho dinero para tener una casa más eficiente y segura. Un pequeño paquete de domótica con detectores de presencia o persianas eléctricas será suficiente para aumentar el valor de la vivienda.
Accesibilidad: En España, uno de cada cinco hogares tiene, al menos un habitante con discapacidad.