domingo, 30 de noviembre de 2014

Las hipotecas se abaratan medio punto en el último año

La recuperación del mercado hipotecario se consolida. El interés promedio aplicado por las principales entidades ya ha bajado del 3% en el tercer trimestre, por primera vez desde 2012. La nota negativa viene de la rentabilidad de los depósitos, cada vez más baja.

Las hipotecas ya no son tabú para la banca y sus precios, pasito a pasito, van bajando. De acuerdo con la información enviada por las principales entidades al Banco de España, al cierre del tercer trimestre la TAE (tasa anual equivalente) exigida a las hipotecas concedidas a personas físicas se situó en el 2,94%, tras reducirse 16 puntos básicos desde junio. Frente a septiembre de 2013, la bajada alcanza el medio punto porcentual.
De las 27 entidades analizadas, 19 bajaron el diferencial de sus hipotecas en el tercer trimestre, una lo mantuvo y otras siete lo subieron. Estos datos, publicados en el Portal de Comisiones Bancarias del Banco de España, confirman lo que los bancos vienen diciendo desde hace algunos meses: ha vuelto el interés para hacerse con el buen cliente hipotecario y, con ello, la competencia en precios entre entidades.
En el mercado ya se encuentran varias ofertas con diferenciales por debajo del 2%, como la de Bankinter, Santander, ING Direct, Kutxa o BBVA. Como explica la responsable del Servicio de Estudios de Fotocasa.es, Beatriz Torribio, «hemos pasado de una sequía absoluta de crédito a una guerra por ofrecer los diferenciales más baratos, lo que está favoreciendo la financiación, factor clave para la recuperación del sector».
Eso sí, los bancos tienen claro que los precios no volverán a ser los que se veían antes de la crisis (cuando se encontraban préstamos con diferenciales de hasta el 0,3%). Además, las entidades son ahora más selectivas a la hora de conceder la hipoteca. De hecho, muchas de las mejores hipotecas del mercado se dirigen a clientes con un perfil de ingresos medio alto. La mayoría de los préstamos limitan el loan to value (porcentaje del préstamo sobre el valor de la garantía) al 80% para primera vivienda, y al 60% para segunda vivienda, y requieren vinculación con el banco para alcanzar el diferencial mínimo.
Los depósitos, los olvidados de la bancaLos depósitos, en cambio, están recorriendo el camino contrario a las hipotecas. En plena crisis financiera, las entidades peleaban a golpes de chequeras para hacerse con el ahorro minorista, ante las dificultades y los precios exorbitados que tenían que pagar por la liquidez en el mercado mayorista. Pero la que se conocía como guerra del pasivo acabó hace rato y actualmente encontrar depósitos a un año que paguen más del 1% es tarea complicada.
De acuerdo con los citados datos del Banco de España, el promedio de la TAE pagada por los depósitos con plazo superior a tres meses e inferior o igual al año se situó en el tercer trimestre en el 0,76%, once puntos básicos menos que en junio. Hace un año, esta TAE estaba en el 1,29%, pero si nos vamos a finales de 2012 la rentabilidad alcanzaba el 2,80%.
La bajada del coste de los depósitos, de hecho, está siendo una de las claves de la tímida recuperación del margen financiero de la banca, que así compensa la aún baja actividad crediticia y el bajo entorno de tipos de interés. La consecuencia es que buena parte del ahorro minorista busca ahora otros productos con mejor remuneración, dirigiéndose especialmente hacia los fondos de inversión.